Solomillo al vino con salsa de frutos secos y champiñones

Frutos SecosInauguramos nuestra sección de Recetas de Cocina en la que iremos ofreciendo diferentes recetas tanto de platos principales, ensaladas, así como postres caseros en las que participen los distintos frutos secos.

La receta de hoy es la de un plato principal de carne de solomillo al vino, acompañado por una salsa de frutos secos y champiñones.

Como veis, un plato elaborado con unos ingredientes mediterráneos y muy saludables que además, están buenísimos.

Ingredientes necesarios para 4 comensales

Los ingredientes que necesitamos para elaborar este plato para 4 comensales son:

• 2 solomillos de cerdo de unos 700 gramos
• 200 mililitros de vino tinto
• Pimienta negra
• 2 cebollitas
• 1 c/p de romero
• Sal
• Aceite de oliva virgen extra

Los ingredientes que necesitamos para elaborar la salsa de frutos secos y champiñones son:

• 100 gramos de frutos secos (almendras, avellanas y piñones, en la misma proporción)
• 300 gramos de champiñones
• 220 ml de leche evaporada
• 2 puerros
• 3 dientes de ajo
• Pimienta negra
• 1 c/p de especia macis
• Cebollino fresco
• Sal
• Aceite de oliva

Cómo se elabora este plato

Bien, una vez que ya tenemos todos los ingredientes necesarios preparados, tanto para el plato principal como para la salsa que lo acompaña, vamos a explicar cómo elaborarlo.

Comienza poniendo una sartén grande con una buena cantidad de aceite de oliva al fuego, salpimenta los solomillos y comienza a dorarlos en el fuego a gran potencia. Una vez que hayan cogido color por todo el contorno, reduce la potencia del fuego y aprovecha para añadirle el romero. Mientras se va asando, ve dándole vueltas y añade también las cebollitas que previamente han sido cortadas por la mitad, sala y échale el vino por encima. Deja reducir el vino dándole vueltas a los solomillos.

Cómo se hace la salsa de frutos secos

A la misma vez, comienza a preparar la salsa. Para ello, limpia y corta los champiñones, pela y pica tantos los ajos como los puerros.

Tuesta un poco los frutos secos en una sartén sin engrasar y cuando estén listos retíralos. Echa aceite de oliva a la sartén para poder sofreír los puerros y después añade los ajos. Una vez que estos comiencen a desprender su aroma, es el momento de añadir los champiñones. Entonces, salpimenta según tu gusto y rehoga aproximadamente durante unos 4 minutos.

Añade la leche evaporada y echa la especia macis. Ahora, ve reduciendo mientras lo mueves y agrega los frutos secos que ya has tostado previamente. Una vez que haya espesado, tritúralo hasta tener una salsa fina.

Último paso: el emplatado

Corta en rodajas los solomillos y colócalas en forma de abanico, a la vez que le añades por encima parte del juego del asado. En un lateral del plato, añade la salsa de frutos secos y champiñones y espolvorea por encima de la misma el cebollino picado. Para terminar, coloca los champiñones y las cebollitas al lado de las rodajas de solomillo.